miércoles, 19 de abril de 2017

Reseña: 'El pozo. Libro I de Arik'

Autora: Pamela Pons Saez


Editorial: Max Estrella

Año de publicación: 2017

Número de páginas: 470

Sinopsis: Después de veinte muertes, Eva se enfrenta a su última vida; su última oportunidad para morir bien. Está ansiosa por dejar atrás 458 años de absurda y atormentada existencia. Pero si vuelve a morir sola, una vez más, se verá condenada a una eternidad de sufrimiento. Morir no es difícil para una persona que vive rodeada de diablos que intentan matarla; pero, por lo visto, sí lo es encontrar a alguien que esté a su lado cuando llegue el momento.  ¿Por qué? ¿Por qué Eva ha nacido veintiuna veces y ha muerto sola en todas sus vidas? El Pozo es la primera novela de la saga El Libro de Arik, una historia de fantasía, misterio y amor, en el que Eva relata las aventuras que la conducen a su última muerte.

Pamela Pons Sae es una autora, dramaturga y guionista menorquina dedicada profesionalmente al desarrollo de guiones de serie y largometraje para varias productoras españolas y mexicanas, y la creación de espectáculos teatrales en Madrid y Menorca. Apasionada de la fantasía, el misterio y la historia, se estrena en el terreno novelístico con El pozo, Libro I de Arik, una distopía de aventuras trepidantes y amores peligrosos.

Se trata de una novela en la que se mezcla la fantasía gótica y urbana, la aventura y ciertos toques de romance. Todo junto se podría englobar en la categoría de young adult. He de decir que el libro cumplió exactamente con las expectativas que tenía de él, y tenía buenas expectativas.

El pozo es una novela original, fresca y atrayente. Capaz de ponerte los pelos de punta unas veces y de hacerte suspirar otras. A mí consiguió engancharme desde las primeras páginas, y fue una de esas historias que me obligaron a trasnochar porque no podía parar de leer. 

Está escrito en primera persona del singular y toma el punto de vista de Eva, la protagonista. Ella ha vivido multitud de vidas y se ha reencarnado una y otra vez en lugar de ir al Más Allá. Esto sucede porque Eva siempre ha muerto sola, sin nadie a su lado, y porque los diablos (kedhos) siempre han estado al acecho, tratando de matarla. Me ha gustado mucho esta protagonista. No es el típico personaje femenino de novela juvenil que quiere el bien y el amor para todos, sino que es una chica fuerte, tal vez algo egoísta, pero tremendamente humana. Este personaje a ratos me ha generado simpatía, otras veces quería abrazarla, otras echarle le bronca y otras matarla. ¿No es eso un buen personaje? A mi parecer, los personajes como Eva en El pozo o Esmeralda de Mekronos son mejores que los prototipos de jóvenes perfectos y altruistas de la novela juvenil. Cuando un personaje te despierta emociones tan fuertes y evoluciona conforme pasas las páginas, consigue que la novela sea mucho más verosímil y el universo de ficción te trague por completo. De modo que, resumiendo, para mí lo mejor de la novela ha sido la construcción del personaje de Eva y la completa y total originalidad de su argumento.

También tiene un buen punto y es que, como Eva ha vivido casi medio siglo, vemos a través de ella el machismo que había en las diferentes épocas. Esta reclamación feminista me parece muy oportuna. Y por si fuera poco, nos invita a aprender algo de historia.

Como curiosidad, añadiría que hace un magnífico recorrido por la ciudad de Barcelona y por uno de los pueblos, Tossa de Mar. Siempre da un extra de interés que las historias fantásticas sucedan en lugares reales y comunes (y en mi caso, también conocidos). Situar la trama en estos espacios me ha parecido una idea muy acertada.

Pero lo peor del libro, a mi parecer, está en la descripción de los diablos o kedhos. Por lo visto son como personas normales pero con grandes deformaciones. Tal vez parezca un detalle pequeño o menor, pero creo que si este libro lo coge una persona con una malformación congénita o algún familiar, no le va a hacer ni pizca de gracia. Hay miles de personas en España con discapacidades provenientes de las anomalías congénitas, y no creo que les siente nada bien leer que cada vez que la protagonista veía a una persona con estas características la mataba porque era un diablo.

Otra cosa que no me ha gustado (esto es completa, total y absolutamente subjetivo)  ha sido que la protagonista cambie a "el buen tío" por "el tío bueno". Pero no diré más para no hacer spoiler.

En general ha sido una buena novela y tengo ganas de leer su continuación.