lunes, 12 de noviembre de 2018

¿Cómo es la vida de los traductores de libros? Entrevista a Natalia Steckel


Antes de nada, los contraportadistas quieren conocerte. Háblanos un poco de ti.

Mi nombre es Natalia Steckel y soy de Buenos Aires, Argentina. Soy traductora de inglés y correctora de textos en español. Durante muchos años me dediqué a la atención al cliente en Call Centers, pero ahora estoy tratando de dedicarme a la traducción y a la corrección a tiempo completo. Me encanta leer, aunque a veces no tengo tanto tiempo libre, pero aprovecho los mismos libros que traduzco. También me gusta aprovechar los días lindos para pasear por mi ciudad y conocer más de su historia a través de excursiones guiadas.

¿Qué idiomas conoces?

Inglés es el único que estudié durante años (desde los 6). Después estudié un poco de portugués y de alemán, pero manejo muy poquito. Siempre tengo la intención de retomar, pero aún no he podido.

¿Viajas mucho?

No tanto como me gustaría. Durante muchos años no pude tomarme vacaciones por haber pasado por una crisis económica importante, de la que me costó mucho recuperarme. Hace apenas unos cinco años que pude volver a viajar, aunque solo pude disfrutar de mi país y un poco del sur de Chile. Me encantó cada lugar que visité y me alegra poder conocer más de Argentina. Sin embargo, no pierdo las esperanzas de viajar a Europa algún día.


¿Cuánto tiempo llevas traduciendo libros?

Empecé a trabajar como traductora de libros en el 2014. Si bien me había formado en el 2002, no me había dedicado a mi profesión. En el 2011 comencé con traducciones voluntarias para ONG y otras instituciones con el objetivo de ganar experiencia. Resultó que me encantó la posibilidad de ayudar con mis traducciones en causas sociales y aún continúo haciéndolo cuando el tiempo me lo permite. En la actualidad, traduzco principalmente para Mongabay.com, un sitio web sobre medioambiente.

¿Compaginas este oficio con otros?

Lamentablemente, en junio de este año me quedé sin trabajo, así que, por el momento, estoy solo con las traducciones. Mi intención es poder hacer de esto mi trabajo de tiempo completo, pero es difícil conseguir un ingreso mensual estable, por lo que sigo buscando algún empleo de medio tiempo que me ayude.

¿Por qué crees que es importante que los autores medianos y pequeños traduzcan sus libros a otros idiomas?

Muchas personas alrededor del mundo adoramos leer, ya sea en papel o en versión electrónica, y conocer autores de distintos países y culturas nos ayuda a enriquecernos. Hay tantos idiomas que es imposible poder leer solamente obras originales. Creo que para los autores es importante captar mercados nuevos y lectores nuevos, gente de todo el planeta, que pueda disfrutar de sus trabajos, y las traducciones les dan esa posibilidad: acceder a aquellas historias en idiomas que no conocen y, ¿quién sabe?, tal vez tener un nuevo autor favorito.

¿Qué se necesita para ser un buen traductor?

Aunque parezca evidente, se necesita ser traductor. Muy pocas personas, prácticamente bilingües, pueden hacerlo bien sin haber obtenido un título. Saber un idioma no garantiza poder traducirlo. Por lo menos, no garantiza poder traducirlo bien, y un diccionario no resuelve todo. Creo que es importante tener una formación académica, seguir estudiando, actualizarse (por ejemplo, respecto de nuevas reglas ortográficas o gramaticales), aprender de los errores y, sobre todo, trabajar con un corrector de textos. No importa cuánto hayamos estudiado, cuántos años de experiencia tengamos, cuántas veces hayamos leído el texto, siempre habrá algún error que se nos pase o alguna frase que no se entienda. No quiere decir que seamos malos traductores, sino simplemente que nadie es perfecto. Además, debemos tener en cuenta que el traductor conoce el original, por lo que siempre va a entender lo que dice el texto traducido (porque sabe lo que decía el original), pero un tercero puede encontrarlo confuso y un simple cambio de orden en las palabras puede hacerlo sonar mucho mejor.

¿Cuál es tu idioma favorito?

Debo decir que el español latino porque es mi lengua, pero aprendí a querer el inglés después de tantos años de estudio. Sin embargo, el alemán es una materia pendiente, ya que mi abuelo era alemán y desde chiquita quise aprenderlo.

¿Y tu libro favorito?

Toda mi vida consideré El amor en los tiempos del cólera como mi libro favorito. Tengo que admitir que, al haberlo leído hace muchos años, hoy no puedo explicar exactamente por qué. Desde que traduzco libros, tuve la fortuna de disfrutar cada libro que me tocó traducir. De estos, mis favoritos son los de Caroline Mickelson, especialmente los de Navidad. Cuando la vida te toca complicada y ya cuentas con suficientes problemas y tristezas en tu vida diaria, necesitas historias alegres, sencillas, que te hagan soñar, aunque sepas que no son reales. Creer en Santa Claus, aunque sea por un ratito, puede ayudarte a sobrellevar otras cosas.


¿Algo más que quieras añadir?

Quiero agradecer a este blog la oportunidad de darme a conocer y de dar a conocer mi trabajo. Ojalá algunos de los que lean esta entrevista puedan considerar darles una oportunidad a nuevos autores. Y, como para ellos es muy difícil promocionar sus obras en idiomas que no conocen, quise aportar mi granito de arena: creé un sitio web donde recopilo específicamente libros traducidos al español. No solo están mis trabajos, sino que también hay de otros traductores, y espero poder ir incorporando cada día más. Pueden visitarlo en http://tradulibro.net Ojalá les guste y se animen a leer muchas de las historias allí incluidas y, sobre todo, me ayuden a darle difusión entre otros lectores.

¡Espero que os haya gustado mucho esta entrevista! ¿Qué os ha parecido? ¿Qué pensáis de los traductores? ¡Decídmelo en los comentarios!

http://leer.la/mekronos

No hay comentarios:

Publicar un comentario