domingo, 4 de septiembre de 2016

Reseña: 'La chica del tren'



Autor: Paula Hawkins

Obra: La chica del tren

Título original: The girl on the train

Lugar de edición: Barcelona

Editorial: Planeta

Fecha de publicación: 2015

Número de páginas: 496

Idioma original: Inglés

Traductor (castellano): Aleix Montoto

Resumen del libro: ¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, sí. Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece? Tú no la conoces. Ella a ti, sí

Después de ver este libro en el Top 1 de todas las librerías de mi zona era inevitable que yo también lo reseñara. Debido a que es un best-seller bastante nuevo es un poco caro (rondando los 18€) así que se lo pedí prestado a un amigo.

Paula Hawkins era una mujer prácticamente desconocida hasta que publicó La chica del tren, novela traducida a varios idiomas que ya es descrita por las redes (y el Corte Inglés) como la mejor novela de misterio de nuestros tiempos. Debido a este repentino éxito, su biografía es escasa, y estos son todos los datos que he podido obtener de ella a través de la Casa del Libro: Nacida y criada en Zimbabwe, Paula Hawkins se mudó a Londres en 1989, lugar en el que reside desde entonces. Ha trabajado como periodista más de quince años, colaborando con una gran variedad de publicaciones y medios de comunicación.

El argumento del libro es increíblemente jugoso. Una mujer infeliz dada a la bebida viaja todos los días en tren y observa desde este su antiguo vecindario, en el que su exmarido ha rehecho su vida con la amante con la que la traicionó. Para dejar de pensar en su desdicha se fija en una casa cercana, donde una pareja (a la que bautiza como Jess y Jason) parece vivir felizmente. Todo esto ya aparece en el resumen, pero el quit del misterio de la novela es la desaparición de Jess y los intentos de la protagonista, Rachel, para ayudar a Jason y a la policía a encontrarla. Me ha encantado la forma en la que está escrita el libro. La protagonista, Rachel; la desaparecida, Megan (Jess) y la nueva mujer del exmarido de Rachel, (Anna); relatan en primera persona sus experiencias en lo que parecen ser hojas de un cuaderno o un dario. Cada capítulo se titula con el nombre de la mujer que va a contar sus experiencias, la fecha y el momento del día (mañana o tarde). Se entremezclan sus puntos de vista y las diferentes fechas para meter al lector en las cabezas de estas mujeres envueltas en el misterio.

Aún así, debo reconocer que es difícil empatizar con los personajes. Una borracha desesperada por volver con el marido que le puso los cuernos y que vive cotilleando la vida de una pareja extraña, una mujer que prefería ser amante antes que esposa y madre, y otra ninfómana que miente más que habla. Además, para ser una novela de misterio, creo que cuenta con pocos personajes: Estas tres, que son los personajes principales, otros tres hombres que son secundarios, y luego el limitado atrezzo de personajes que encarnan a la policía y a "la amiga de...". Esto hace que el final sea un poco predecible para aquellos que están acostumbrados a leer novela de misterio.

Aun así, merece la pena leer esta novela.