miércoles, 23 de noviembre de 2016

Reseña: 'Mujeres y madres. 12 vidas para compartir'

Autores: Club de Escritores Per Se

Obra: Mujeres y madres. 12 vidas para compartir

Compilación: Manuel Salgado Fernández y Carmen Rodríguez Matute

Editorial: Círculo Rojo

Número de páginas: 237

Año de edición: 2013

Resumen: Traemos hasta el lector la combinación, no sólo posible, sino necesaria, de historias cuyos personajes tienen bien presente su rol de madre, sin olvidar por ello su esencia de mujer. Los relatos basados en la realidad protegida por el anonimato, son desarrollados por cada autora desde la "convivencia promovida", estilo creativo que se utiliza desde El Club de los Escritores Per Se. Nuestra intención, como siempre, no consiste en dar lecciones, consejos ni claves para un mejor bienestar. Simplemente, que no es poco, compartimos con todos historias emotivas, contadas desde el afecto, vividas con sentimiento. Queremos destacar que las autoras no han tenido que realizar ningún esfuerzo imaginativo para exponer su personaje, dada su experiencia en el maravilloso y complejo mundo de la MATERNIDAD. Todas las historias que albergan esta obra tienen un sentido especial que las hace distintas unas de otras, aunque siempre con un elemento común de fondo: Ser madre desde la feminidad, es decir, querer sin descuidarse de sí misma, ayudar mirándose al espejo, apoyar desde un punto estable... porque querer a un hijo comienza en el amor al propio ser. Hacemos especial mención a la autora del prólogo, cuya vivencia ha compartido con todos nosotros, aportándonos toda su fuerza y bondad, elementos propios de cualquier madre ejemplar. 

Tal y como indiqué en la reseña de Emociones cercanas. 12 vivencias junto a enfermos crónicos, Escritores Per Se es un club que se dedica a publicar libros de escritura conjunta, lo que permite a los pequeños autores ver sus relatos publicados en antologías. Podéis conocer más sobre ellos en su web oficial: http://clubescritoresperse.es/index.php

Este nuevo libro del club consta, como su homólogo, de doce relatos cuyos nombres y autores son los siguientes:

1. Flavia - Rocío Rodríguez Jurado
2. Lo mejor de mi vida - María Carmen Castillo Crespo
3. ¡Tengo dos mamás! - María del Mar Fernández Prieto
4. Rosa fuerte - María Carmen Mudarra Vela
5. Tulipanes - Irene Velázquez Ramírez
6. Parece que fue ayer - Concepción Pérez Cueto
7. Estrellas - Carmen Zambruno Muñoz
8. Te quiero desde tu barriga - Saskia Lange
9. La fortaleza de una madre - Rosa María Jiménez García
10. Mi día de la paz - Rocío Fernández Prieto
11. Martina - Lola Gómez de Barros
12. Cuando las palabras no están - Ana Belén Valero Fernández

También consta de un prefacio escrito por Manuel Salgado, un prólogo de Susana Herrera Márquez y un epílogo de María Carmen Rodríguez Matute.

Al igual que el anterior libro que leí del Club de Escritores Per Se, son relatos escritos de un modo sencillo y ameno. Se trata de lecturas ligeras que uno puede administrar a lo largo de los días, es lo bueno que tienen las antologías de relatos.

Esto visto desde un punto de vista formal, desde el punto de vista argumental todos los relatos tienen en común que cuentan la historia de las relaciones entre las madres y sus hijos, pero cada relato tiene una particularidad o las familias tienen que lidiar con un problema o con una situación muy característica. Por ejemplo, hay relatos que tocan el tema de la discapacidad de un hijo, otros el de la homosexualidad y la maternidad, también se tocan otros temas igualmente peliagudos como la violencia de género o la drogadicción. Lo que más me ha gustado del libro es esto, que no se queda en relatos de la madre tradicional, sino que se introducen nuevos tipos de familias y nuevas problemáticas. También se hace hincapié en que una mujer tiene que seguir teniendo su personalidad, sus sueños y sus objetivos sin que la maternidad la absorba por completo. Cada relato puede llegar a emocionarte en mayor o menor medida dependiendo de lo identificado que te sientas, pero nunca te deja indiferente. Mi relato favorito ha sido el de Martina porque es la historia de una hija que recuerda a su madre muerta, y como yo no soy madre, me he sentido más identificada con esta historia que con las demás.

Hay dos cosas que tienen en común todos los relatos:

1) Que todos tienen un trasfondo emotivo y hasta un poco filosófico. Tienen ciertas lecciones morales y sentimientos que se leen entre líneas e invitan a la reflexión. El lector no encontrará grandes escenas de acción, sino una lectura tranquila que invite a pensar y a sentir.

2) Que todas las autoras son mujeres. Esto es una curiosidad.

Lo único que me ha dejado algo confusa es que todas las madres de las que se habla en este libro son pintadas como seres perfectos e idealizados que nunca tienen una mala palabra o levantan un poco la voz. Me imagino que las escritoras escribirían pensando en sus propias madres o en sus propias experiencias y por eso las protagonistas son tan amadas por sus autoras, pero esto puede desnaturalizar un poco a los personajes.

Con todo, es un libro entretenido, de lectura rápida y nada empalagoso, y creo que todo el mundo que aprecie a su madre o esté pensando en tener hijos debería leérselo.

Para finalizar la reseña os dejo con un par de frases que me han encantado:

"Creo que la aceptación de la vida es empezar a sobrevivir"

"La gran tragedia de la vida no es la muerte. La gran tragedia de la vida es lo que dejamos morir en nuestro interior mientras estamos vivos"