lunes, 12 de diciembre de 2016

Reseña de 'Ángeles de granito'

Autor: Esteban Navarro

Obra: Ángeles de granito

Editorial: Autopublicado

Número de páginas: 293

Resumen: En la España de 1975 Martín Heredia tiene 10 años y sufre una extraña enfermedad degenerativa que está corroyendo sus huesos por completo. Aconsejados por sus vecinos la familia decide trasladar a Martín desde Barcelona a Torremesina, un Santuario que tiene fama por sus milagros. La familia emprende el viaje en coche y cuando llegan a la Loma Santa, una urbanización de casas de granito a media hora del Santuario, les sorprende la desolación y atmósfera inquietante del lugar. Y a pesar de la desconfianza de Juana, la madre del niño, aceptan la hospitalidad de Ezequiel, un anciano que los conduce a su casa. Durante los días siguientes comienzan a ocurrir situaciones inquietantes que la familia no comprende. Se desata una plaga de langostas, seguida de una de ranas y otra de piojos. Además el padre de Martín, Luis, tiene una visión de un hombre con cabeza de saltamontes que se pasea frente a la casa de Ezequiel, delante de la figura de un ángel de granito que, ante su incrédula mirada, moverá ligeramente los ojos.

Ángeles de granito fue finalista en el X premio de novela Ciudad de Badajoz y en el IV premio de novela Ciudad de Almería. Su autor Esteban Navarro es un escritor español. Es autor de la trilogía del Policía Nacional Moisés Guzmán y de la tetralogía de la policía Diana Dávila. En el año 2012 cosechó numeroso éxito con la novela La casa de enfrente. En el año 2013 fue finalista del Premio Nadal con la novela La noche de los peones. Ha ganado el Certamen de novela La Balsa de Piedra - Saramago 2011, el Premio de novela Katharis. En Amazon, esta novela está etiquetada como ficción religiosa y espiritual pero yo la catalogaría de realismo mágico e histórico. 

Pese a este impresionante currículum, y con todo mi pesar de corazón, debo decir que la obra, en general, no me ha gustado. Sé que los autores hacen un trabajo inestimable, que escribir una novela no es nada fácil y por eso me fastidia hacer reseñas negativas, pero mi trabajo es ser sincera. Pienso que para que un libro sea bueno tiene que generar algún tipo de fuerte sentimiento en el lector, ya sea curiosidad, emoción, diversión o tristeza. No es que haya odiado este libro, es que no me ha transmitido nada. La pena es que después de leérmelo me he quedado igual que estaba, me ha dejado indiferente.

Está generalmente bien escrito y su estilo me ha recordado vagamente al de Gabriel García Márquez. He dicho al principio que me parece realismo mágico precisamente por eso, pues mezcla la realidad con elementos oníricos y fantásticos, aunque solo como leves pinceladas. Al principio esto me llamó la atención pero conforme leía perdí el interés porque vi que no iba a ninguna parte.

Me encantaría poder desarrollar más mi opinión, explicaros más a fondo la historia y por qué no me causa impacto, pero me temo que diga lo que diga seguramente haré spoiler sin querer. Lo único que puedo decir es que me ha parecido tedioso. Repite las mismas figuras literarias una y otra vez, el libro solamente narra desgracias y los personajes me han caído todos mal. En especial la hija de los Heredia, Sandra, una adolescente insoportable capaz de desear la muerte de su hermanito pequeño (que tiene una enfermedad crónica) porque por su culpa sus padres le prestan más atención a él que a ella. El libro parece idealizar a este personaje y a mí me ha parecido el culmen del egoísmo, por no decir que tiene menos luces que un árbol de Navidad en verano.

En general no recomendaría este libro.

PERO bajad las antorchas porque me he leído otro libro del autor, El libro de Goethe, y ese libro sí que me ha gustado.