martes, 3 de enero de 2017

Reseña: '¿Quién dijo miedo?'

Autor: Jorge Urreta

Obra: ¿Quién dijo miedo?

Editorial: Última línea

Año de publicación: 2015

Formato: Papel y ebook

Número de páginas: 202

Resumen: Aitor Garmendia es un adolescente normal. Estudia, sale con sus amigos, y fanfarronea como buen bilbaíno que es. Es conocido por su arrojo y las continuas apuestas arriesgadas que han forjado su fama de temerario. Hay un nuevo centro comercial en la ciudad y Aitor quiere demostrar a sus amigos que es capaz de otra de sus hazañas al grito de su habitual "¿Quién dijo miedo?". Lo que no espera es encontrarse con un secreto que jamás debió haber visto. Tras el éxito de El año de la hortaliza, vuelve Urreta con esta nueva novela, que combina a partes iguales un misterio que atrapa al lector con una intriga policíaca que no le permitirá cerrar el libro.

Jorge Urreta es un informático y escritor español que ya ha publicado otros títulos como Decisiones (ya reseñado en este blog) y El año de la hortaliza. ¿Quién dijo miedo? es su último trabajo, y está inspirado en un relato con el mismo nombre, con el que ganó el VII premio de relato del portal literario YoEscribo.

¿Quién dijo miedo? es una obra de novela negra y suspense (aunque los protagonistas sean dos adolescentes, no se puede negar su relación con el género policíaco). Por su ligereza física y argumental yo la calificaría de noveleta, óptima para una lectura ligera. 

Como ya he dicho, es un libro corto (con la letra grande) que se puede leer en dos tardes. Además, está escrito en un lenguaje sencillo y coloquial, y abundan más los diálogos que las descripciones. Esto hace de la novela una obra generalista que puede ser leída por cualquier tipo de público* y que puede servir para introducir a quienes nunca han leído novela negra en este mundillo. Pongo un asterisco en "cualquier tipo de público" porque debo marcar que esta obra puede ser considerada para "mayores de 18 años" ya que en ella abunda el lenguaje soez y hay escenas violentas y eróticas. Esto genera algo de contraste con que los protagonistas sean dos adolescentes, Aitor y Yolanda, si bien en este libro hay elipsis temporales y ambos acaban la novela siendo mayores de edad.

Me ha gustado mucho que la novela se desarrolle en España, principalmente entre Córdoba, Bilbao y Barcelona. Se ponen de relieve ciertos tópicos culturales de estos pueblos (como que los vascos no paran de decir tacos, las andaluzas son muy guapas, etc.), lo cual me ha divertido.

Otra curiosidad que me ha gustado ha sido que el autor no malgaste tiempo describiendo lugares o hechos superfluos y "vaya directamente al grano" de la acción. Esto lo he apreciado mucho en la única escena erótica de la novela (resumida en dos páginas), en la cual deja de lado todo el proceso del "coito literario" para centrarse en lo importante del argumento (lo cual agradezco mucho, no aguanto esas novelas "negras" en las que se dedican veinte páginas a la exploración ginecológica y dos a cazar al asesino; cada mochuelo a su olivo y a cada género su libro).

También me ha parecido muy positivo que el personaje del inspector Segovia esté en silla de ruedas, pues esto da visibilidad a la discapacidad y es sumamente original. Estaba un poco harta de los inspectores macizos enfadados con la vida que se ligan a la top model. El inspector Segovia ha sido sin duda mi personaje favorito por ser verosímil, por saber reírse de un chiste y por su capacidad de superación y naturalidad. En general esta cualidad de personajes redondos bien construidos la comparten también Aitor y Yolanda, aunque los "malos" son todos personajes planos que me han dejado un poco fría.

Lo único negativo que podría buscarle a la novela es que se me ha quedado un poco corta. Creo que tiene un argumento muy bueno y unos maravillosos personajes (si bien podría haber redondeado un poco a los malos); por lo que, en mi opinión, el autor habría podido extender un poco más el relato y dotarlo de más acción (tal vez le podría haber añadido otras 200 páginas más perfectamente) aunque esto es al gusto del consumidor.

En general no está nada mal, y yo se la recomendaría a aquellos que vayan a viajar y quieran tener una lectura ligera y entretenida en el bolsillo.