lunes, 13 de febrero de 2017

Mi primer recital poético

¡Hola, contraportadistas! Escribo esta entrada un poco tarde, ya que el recital al que asistí se celebró en diciembre (lo sé, es para matarme) pero como estaba de exámenes y tenía otras entradas antes no pude poner esta hasta la fecha. Aun así, quiero compartir con vosotros esta gratificante experiencia.


El recital tuvo lugar en la biblioteca Eugenio Trías, más conocida como la biblioteca del parque El Retiro de Madrid. Fue el día 23 de diciembre (la Pre-Nochebuena) por la tarde, a las 18:30. El evento estuvo organizado por la Asociación Internacional de Escritores Independientes y la Cooperativa de Escritores Independientes, que tuvieron la amabilidad de invitarme. No solo estuve de oyente, sino que también pude salir a recitar algunos poemas de mi propia cosecha (sí, a veces escribo poesía, ¿sorprendidos?) y también acudí en representación del poeta cubano Arlen Regueiro Mas.


Si os soy sincera, años atrás habría pensado que un recital de poesía no podría tener nada de interesante, pero me equivoqué. De algún modo me di cuenta de que la poesía se vive más cuando se disfruta en compañía, al igual que la música (por cierto, hubo música de violín en vivo). Por mi parte, no puedo estar más contenta de haber compartido esta experiencia con estos magníficos autores y extraordinarias personas. Además, cómo no, fue genial tener un público tan respetuoso. 


Creo que de ahora en adelante me veréis asistiendo a muchos más recitales ;)

A continuación os dejo los poemas que recité:

1) Poemas de Arlen Regueiro Mas


2) Mis poemas

Palabras

Palabras, ¿qué son palabras?

Son sentimientos con forma,
Partes del alma que asuman,
Lágrimas con color…
Sonido y silencio visible
Por lengua y por manos tangible…
De dioses glorioso sabor.

Palabras, ¿qué son palabras?

Son lanza bañada en veneno,
Barrotes de acero del reo
Que hieren un corazón…
Son cicatriz o fatal herida,
Son grito, negación y mentira
Que no atienden a la razón.

Palabras, ¿qué son palabras?

Dulce Bálsamo de Fierrabrás,
Canción que es capaz de ganar
La cura de todos los males.
Ungüento de aceite de rosas,
Beso de miel en las bocas
De aquellos que dicen verdades.

Palabras, ¿qué son palabras?
Del filósofo la herramienta,
Del corazón la llave;
Del falso la máscara,
Del poeta la clave.

Del escritor la musa,
De la lira el amante,
Del humano es el don:
Del mundo es el arte.

Palabras, ¿qué son palabras?

De la nada son todo,
Del todo son nada.

Alma, ¿qué es el alma?



Alma son palabras.

Mentiras

No espero encontrarte,
Pues quedé sin esperanza,
Perdí el alma en combate,
Atravesada por mil lanzas.

Dispersa por la Luna
Se encuentra mi alegría,
Y tras su cara oculta
Escondo alegorías.

Bendito aquel que vive
Siguiendo una razón.
Bendito aquel que ría
Al compás de situación.

Si buscas en estos ojos
Verás una emoción,
Fruto de mil enojos
Y de una decepción.

Que el que busca y satisface
De palabras de templanza,
Vanas oraciones alce
De perdón ante matanza.

La verdad es la pureza
Que viste en tu calor,
La espada y la destreza
Que defienden el amor.

Pues las palabras son solo aire,
Mas, falsedades de tus labios…
Pudren carne, escupen sangre
Y destruyen los abrazos.

Corazón atravesado
Por mentiras vanas, malas…
Siempre muere desangrado

Y carcomido por las ratas.

Crecer

A estas alturas del libro
Ya lo habrás notado.
Que cuando pierdes la inocencia
Pierdes lo más sagrado.

Que las historias de la infancia,
Se han ido acomplejando
Y han dado paso a poemas
De poetas malhablados.

Que la magia ya no existe
Que la tinta se ha filtrado
En versos vacíos de sentido
Y vidas llenas de significado.

Que la rabia ha estado siempre,
Siempre me ha acompañado.
Que el alma es la misma
Pero el corazón se me ha empañado.