martes, 16 de enero de 2018

10 trucos para pedirle una reseña a un blog

¡Buenos días, contraportadistas! Este es un post especialmente dedicado a los escritores. Los blogueros a menudo recibimos correos de autores que desean que hagamos reseñas o menciones de sus obras. Estas colaboraciones surgen a raíz de que unos quieren visibilizar su trabajo y otros tener material de lectura, de modo que suelen ser relaciones sanas que traen beneficios a ambas partes.


Hay casos en los que los blogueros les solicitan libros a los autores, pero no es lo habitual en los blogs que superan los 400 seguidores, ya que a ese nivel tienen tantas colaboraciones que apenas pueden leer todos los libros que les mandan. Normalmente son los propios autores y las editoriales los que contactan con los blogueros para solicitar la colaboración, y por eso, en esta entrada, voy a darte unos consejos para que los blogueros acepten leer tus obras.

1. No mandes un único mail con todos los blogueros que tengas en copia. A ningún bloguero le hace gracia que le manden un email de SPAM (porque sí, eso es spam) con otras cien direcciones más de blogueros. Esto muestra un gran desinterés (y hasta un poco de desprecio) por el trabajo del bloguero y puede incluso ofenderle. De modo que, de ahora en adelante, prohibido el CC.

2. No obligues al bloguero a comprar tu libro. Es como cobrar a alguien por trabajar. No puedes pedirle a una persona que te haga una tarea de promoción y publicidad sin ni siquiera otorgarle el material para que pueda hacerlo. Tendrás que enviar un ejemplar en ebook o en papel (según el caso). El que algo quiere, algo le cuesta. No lo veas como un gasto sino como una inversión.

3. Lee el blog al que te diriges. Infórmate sobre qué tipo de reseñas hace, cómo puntúa los libros, cuántos seguidores tiene, si hace sorteos, si hace entrevistas... Tómatelo como si el bloguero fuera una empresa y tú fueras a pedirle un servicio a esa empresa, ¿no te convendría conocerla antes de contratarla? Además, es muy importante saber si los blogs tienen una política de reseñas, o un recopilatorio de normas. Yo me considero una persona muy paciente y como bloguera he perdido la cuenta de las veces que he tenido que recordarle a quienes me contactan que se lean la política de reseñas (que no es difícil de encontrar, hay un botón gigante en el Home y en varias de las páginas). No leer las bases, una vez más, muestra DESINTERÉS por la actividad del bloguero. Además, aquí no vale eso de firmar contratos sin leerlos. En las políticas de reseñas, normalmente, encontrarás los géneros que acepta el blog, los formatos, la forma de contacto preferente, el tiempo que tarda en hacer las reseñas, etc. Creedme, leerlo es útil para todos.

4. En el email procura ser educado y amable. Aunque el bloguero sea joven no tienes que dirigirte a él en plan barriobajero o colega del instituto. Puedes ser cercano si quieres, pero procura evitar dirigirte al bloguero como si fuera "tu compadre", no le escribas un mail con faltas de ortografía (¡esto no es WhatsApp! ¡Eres escritor y tu materia prima son las palabras!), sé conciso y concreto (no pierdas el tiempo alabándole con un párrafo entero sobre lo maravilloso que es su blog, queda muy artificial, solo hazle ver que conoces su trabajo). 

5. Sea como sea tu mail (serio, creativo, cercano, etc.) siempre tiene que contener: 
  • Presentación del autor. No metas tu biografía, basta una línea o dos para que el bloguero sepa algo más de ti.
  • Presentación del libro. ¿De qué editorial es? ¿A qué género pertenece? ¿Ha ganado algún premio?
  • Sinopsis del libro. Para que el lector se haga a la idea del argumento.
  • Foto de la portada. A los blogueros también les atraen los libros por su cubierta. Si tienes un booktrailer, ¡ni lo dudes! ¡Mételo!
  • El formato en el que se lo quieres enviar.
  • Tus datos de contacto. Web de autor, correo electrónico (aunque ya constará) y teléfono.
  • IMPORTANTE: No envíes el libro hasta que el bloguero te confirme que lo acepta. ⚠⚠⚠⚠
6. Puedes contactar al bloguero de varias formas, pero el email es la más segura. Puedes hablar con él en redes sociales, en formularios de contacto... Y no hay nada de malo. Pero el email suele estar más accesible. Aquí el objetivo no es caer bien al bloguero, es que nuestro mensaje no se pierda. Ten en cuenta que al bloguero le ofrecen una media de cuatro libros a la semana y aparte tiene su propia vida, no des lugar a que tu mensaje pueda perderse en Twitter.

7. Dale tiempo. Si el bloguero ha aceptado tu libro, pídele que te avise cuando lo reciba (hay veces que un autor espera una eternidad a su reseña y luego resulta que el libro se perdió en el correo y nunca llegó). Una vez que sepas que lo tiene, ya está en sus manos el tiempo que vaya a tardar. El bloguero no es un profesional, es alguien que tiene como hobby leer y lo cuelga en Internet. Si, además, tiene más de 400 seguidores, tendrá muchas colaboraciones y poco tiempo para leer. En conclusión, tardar unos seis meses en tener la reseña es lo normal. Incluso un año puede ser aceptable el blogs grandes. Mi consejo es que pasados esos seis meses mandes un mail amistoso preguntándole qué le parece el libro o si le está gustando, así recuperarás su atención y "le meterás prisa" pero sin resultarle borde. Ante todo recuerda algo: el bloguero te está haciendo publicidad GRATIS. No puedes exigirle nada. Sé siempre amable, se cazan más moscas con miel que con vinagre.

8. Sigue al bloguero, tanto en su blog como en sus redes. ¡Y no lo hagas solo hasta que tenga tu reseña y luego le borres! Seguir al bloguero es una forma de mostrar agradecimiento e interés, pero también puede servir para enterarte de cómo avanza con la lectura de tu libro. Puede ser que cuelgue fotos del mismo en sus redes sociales, o que incluya tu obra en sus booktags (juegos literarios). Todo eso es material promocional que vale oro y que te conviene no dejar pasar.

9. ¿Te han hecho una reseña negativa? No hay nada que hacer. Ajo y agua. Si se trata de una crítica constructiva, deberías leerla para ver cómo los lectores perciben tu novela y ver en qué puede mejorar. Si el bloguero, simplemente, expone sus gustos, ten en cuenta que está en todo su derecho. Puedes convencer al lector para leer tu libro, pero una vez lo ha hecho, no puedes cambiar su opinión. Otra cosa es que haya casos excepcionales en las que te insulte o se meta con tu persona (cosa altamente improbable, dudo que te conozca lo suficiente como para odiarte), en ese caso, toma las medidas legales y personales oportunas. Pero si simplemente te han hecho una reseña negativa, sé adulto y acéptalo. No te pongas a dejarle comentarios iracundos por todas partes, no les mandes correos reclamando nada o indignándote, no le faltes al respeto. Tampoco te hundas por una sola crítica mala, es imposible gustar a todos. Aprende de aquello que consideres constructivo, acéptalo y a otra cosa mariposa.

10. Estate siempre disponible para realizar sorteos y entrevistas. Proponerle al lector que haga un sorteo de tu libro en su blog suele ser una magnífica idea para que ambos consigáis seguidores. Comprométete a enviarle el libro al ganador. Por otra parte, es mejor que no te ofrezcas para entrevistas (queda un poco narcisista) pero si te las ofrecen, no te lo pienses, acepta. Ante cualquier duda, lee la política de reseñas.

¡Espero que estos consejos te sirvan! ¡Un saludo!