viernes, 23 de febrero de 2018

Reseña: 'Al otro lado'

Autor: Álvaro Maqueda

 
Editorial: Autopublicado 

Número de páginas: 100 

Año de edición: 2017 

Sinopsis: El sacerdote Jorge Ponce se despierta encerrado en una habitación oscura. A su lado se encuentra un hombre encadenado, el cual sospecha que él es su secuestrador. A través de una escalofriante historia, narrada mediante flashbacks, se irá desvelando el vínculo que les une. Para salir de la habitación, no sólo tendrá que enfrentarse a la tensa situación creada entre ambos, sino también a sus propios demonios, que le llevarán a replantearse su fe y su propia vida. Cuando consiga averiguar qué hay en realidad al otro lado de la puerta... ¿se atreverá a abrirla? 

Álvaro Maqueda nació en Cádiz, en enero de 1987. Se licenció en medicina y posteriormente se especializó en anestesiología y reanimación. Actualmente trabaja y reside en Barcelona. Al otro lado es su primera novela. 

Se trata de una novela corta de thriller psicológico y terror. Tiene pocos personajes (básicamente, cuatro) y la acción se centra en la introspección que el protagonista, Jorge, hace sobre sí mismo. Por otra parte, la trama se fundamenta en las conversaciones que tiene Jorge con el otro hombre encerrado en la habitación, y en los flashbacks (analepsis) del sacerdote. Al otro lado te dará la bienvenida a un oscuro viaje a través de los lugares más inhóspitos y decrépitos del alma humana


Lo que más me ha gustado ha sido que, pese a que se mezclan multitud de recuerdos del protagonista, escenas en la habitación, sueños y pensamientos, el autor construye un hilo conductor totalmente sólido que hace que no te pierdas entre toda esa cantidad de “piezas del puzzle”, y que puedas ordenarlas poco a poco. Posee un aura romántica muy marcada (refiriéndome al romanticismo literario con el tema de lo trascendental, lo onírico, el destino y la muerte) mezclada con una estética que me recuerda mucho al expresionismo alemán (me inspiró más o menos la misma sensación que El gabinete del Doctor Caligari) y con un fuerte parecido a la película SAW. En general, el autor ha logrado meterme en su universo. 


Lo que menos me ha gustado [ALERTA SPOILER] ha sido que, una vez más, se utiliza el cliché de que los violadores y pedófilos están trastornados porque sus padres les pegaban de pequeños. Sinceramente, eso está muy trillado y me parece un tópico. Muchísimos delincuentes despreciables jamás fueron depositarios de ningún abuso. Asimismo, innumerables víctimas de violencia luego no se han vuelto tan malas personas como sus verdugos, sino que precisamente por haber sufrido y comprender lo que es el dolor no han querido volver a hacerle daño a nadie. Creo que hay que tener mucho cuidado con esto porque mi sensación es que la gente trata de buscar una razón para maldad porque no les entra en la cabeza que se puedan cometer tantas crueldades sin ninguna razón aparente, y cuando se explica que un pedófilo lo es porque su padre abusaba de él, en cierta medida se “justifica” su actitud. Creo que esta novela podría haber funcionado estupendamente y no perdería su sentido si el autor hubiese prescindido de ese padre maltratador [FIN DEL SPOILER]

Como curiosidad, debo añadir que se hace una fuerte crítica social sobre los diferentes delitos de violencia en el ámbito familiar y sexual. Asimismo, se reflexiona sobre los límites entre ciencia y religión de una forma muy inteligente. 

¿La recomiendo? Yo diría que sí. Es una lectura ligera pero contundente, ideal para un viaje en tren en el que quieras que un libro te ponga la piel de gallina. 

¿Qué pensáis del thriller psicológico? ¿Os llama la atención este libro? ¿Lo vais a leer? ¡Decídmelo en los comentarios!