lunes, 5 de septiembre de 2016

Reseña: 'La calle Andersen'

Autoras: Sofía Rhei y Marian Womack

Obra: La calle Andersen

Editorial: La Galera

Número de páginas: 235

Año de publicación: 2014

Resumen: [Extraído de la web oficial de La GaleraEn la Copenhague de plena revolución industrial, una niña corre por las calles nevadas, huyendo de un grupo de adolescentes con obvias malas intenciones. Kay y Gerda, no mucho mayores que la víctima, ven la persecución y cómo -muy al estilo de la época, en que la vida de un pobre apenas contaba para nadie- nadie se molesta en ayudar a la niña. Ellos sí lo harán, enfrentándose al grupo... y acabarán siendo salvados por un misterioso tercer personaje. Así comienza una gran aventura donde se unen la ciencia y la magia. O, quizás, como decía Arthur C. Clarke, ambas sean indistinguibles una de otra. Impresionantes autómatas, la lucha por la creación de vida artificial, investigadores sin escrúpulos, experimentos fallidos con humanos... Una historia descarnada, protagonizada por un grupo de jóvenes sin nada que perder y malvados inventores con mucho, mucho que ganar.

Si algo me gustaría añadir al resumen es que los protagonistas Kay y Gerda son los personajes creados por Hans Christian Andersen en su cuento La reina de las nieves. Además, la niña a la que salvan de ser perseguida por los matones (cuyo nombre es Adda) me parece que es la protagonista del cuento La vendedora de fósforosLa calle Andersenparece ser una continuación de las vidas de los personajes de las obras del autor después de que sus cuentos se acaben.

Sofía Rhei, poeta y autora de libros infantiles, y Marian Womack, autora de cuentos de terror y steampunk, han unido sus fuerzas para crear una historia de literatura juvenil en la que se mezclan sus géneros. Tal vez la vena poetisa de Rhei sea la causante de que la obra esté escrita en unlenguaje embellecido y atrayente pero también muy sencillo, capaz de captar la atención de lectores jóvenes [según la editorial, a partir de 12 años] y no tan jóvenes.

Kay y Gerda son los protagonistas de esta obra, pero comparten importancia con otros dos "co-protagonistas" que son Adda y Joachim. Son personajes redondos, bien construidos, con cierta atractividad y profundidad psicológica (la máxima posible teniéndose en cuenta que son niños de 14 años o menos). El resto de personajes son estereotipados (los malos y los familiares/amigos de los buenos).

Esta novela me ha gustado bastante, me ha resultado envolvente y llamativa. Adoro el estilo literario que surge de la mezcla ya nombrada del misterio, el terror, los personajes infantiles y el steampunk; el universo que han construido las autoras me parece coherente y original. Lasmoralejas que se dibujan entre líneas agrupan la lucha de clases (ricos y pobres), las jerarquías de poder, y los límites morales de la ciencia y el progreso.

Asimismo, me parece remarcable el trabajo que han hecho las diseñadoras e ilustradoras Lola Rodríguez y Adriana Martínez con la portada, las bellas ilustraciones y los dibujos de la maquetación, que hacen que en cada capítulo el lector descubra algo nuevo entre las páginas.
La única pega que puedo tener sería un comentario poco importante dentro de la obra, en una escena en la que Joachim felicita a Adda por haber preparado unas ricas bebidas, y le asegura que al cocinar tan bien se convertirá en una buena esposa. Me imagino que la finalidad de este comentario sexista es crear verosimilitud con la época representada, pero visto que las autoras han roto el realismo al crear magia, alquimistas, autómatas indestructibles y relaciones entre ricos inventores y niños vagabundos, creo que podrían haber abierto un poco la mano con los temas de género, sobretodo teniendo en cuenta que la obra se dirige a un público juvenil que tal vez no sepa apreciar los matices del contexto histórico y los traslade a la época actual.