lunes, 5 de septiembre de 2016

Reseña: 'Nunca es tarde para morir'

Autor: Pablo Palazuelo Basaldua

Obra: Nunca es tarde para morir

Editorial: Autopublicado en Amazon

Número de página: 610

Año de publicación: 2015

Idioma original: Español

Resumen: Las Trompetas de Jericó tronaron desde el cielo anunciando la inminente llegada de la muerte. Así arranca esta novela negra y de misterio, en la que cinco enigmáticos veteranos de sus respectivos servicios secretos conocen a una cautivadora adolescente, de mala vida y peor fortuna, que desatará una espiral de sorprendentes fatalidades y los arrastrará hacia un enemigo despiadado. Un libro que, aunque pueda parecerlo, no es una novela de espías, sino una trepidante obra perteneciente al género policiaco, cargada de intriga y crímenes.


Pablo Palazuelo debuta en el mundo de la novela negra con Nunca es tarde para morir, una obra definida en Amazon como "la mejor novela negra de todos los tiempos". El libro tiene un currículum más que notable en esta plataforma: 4 meses en el Top 100, 2 meses en el Top 10, 1 mes en el Top 5, 2 meses como número 1 en Acción y aventura, y un mes como número 1 en Policiaca, negra y suspense.

Si algo me ha encantado de la novela es que engaña hasta el final. No se sabe quién es el asesino, de qué forma se han cometido los crímenes ni cuáles fueron las razones de estos hasta que el lector está a punto de acabar la novela. Hay varios momentos en que se señala intencionalmente a alguno de los personajes para despistar al lector. Si hay alguna fórmula capaz de medir lo buena que es una novela negra es el misterio, el tener a un lector pensando e indagando para luego darle todas las respuestas enun final lógico pero sorprendente. En eso, esta obra se lleva un 10. 

Esta novela también presenta varias particularidades. Tiene un elevado número de personajes tanto principales como secundarios, casi todos son redondos, es decir, con una personalidad muy bien definida y verosímil. Cada uno de estos personajes ejerce su propia influencia y peso en la novela, pues esta es un conglomerado de historias individuales que se solapan unas con otras para tejer la trama principal. De modo que todos los personajes son tan importantes y necesarios que es difícil señalar qué personaje es el protagonista. Si hay algo muy humano y con peso de "moraleja" en este libro es que los personajes no pueden ser catalogados como "buenos" o "malos", todos son una cosa u otra en algún momento de sus vidas. En mi opinión, el trasfondo de la novela es dejar patente que no hay personas totalmente buenas o malas, sino que todo el mundo es capaz de lo mejor y de lo peor dependiendo de las circunstancias que rodean a la persona, de su pasado y de su presente; y también deja entrever hasta dónde puede ser capaz de llegar el ser humano para conseguir cosas como dinero o sexo.

La única pega que le puedo encontrar es que la trama se desarrolla lentamente y puede ser un poco difícil de seguir si el lector no está concentrado al 100%.

Os animo a leer esta novela de un autor independiente que me ha dejado gratamente sorprendida.