domingo, 4 de septiembre de 2016

Reseña: "Todo es posible y no"


Autor: Julieta Pellicer

Obra: Todo es posible y no

Prólogo: El momento de Julieta, Rafael Espejo

Editorial: Cuadernos del laberinto

Lugar de edición: Madrid

Fecha de publicación: 2015

Idioma original: Castellano

Número de páginas: 41

Resumen del libro: Bajo el título deTodo es posible y no se esconde la advertencia de que hemos de asumir todas las posibilidades: lo posible y lo imposible, lo real y lo fabuloso, lo que duele y lo que reconforta. Porque cualquier acontecimiento, por pequeño que sea, resulta mucho más maleable de lo que parece: si lo maniobramos en abstracto descubriremos sus muchos sentidos, sus muchas y paradójicas significaciones.Julieta Pellicer juega con las palabras, con el propio concepto de la poesía y la vida para empezar de cero. Quiere un mundo sin trampas, sin más dimensión que la de los sentimientos. Y quiere, además, ponérselo difícil, remontar cuantas adversidades le salgan al paso en el proceso para así hacerse fuerte, como un muro panorámico. Ese es el método de Julieta para pertenecer (para pertenecerse): antes de decir siente necesidad de conocer la naturaleza de aquello sobre lo que va a decir. La unidad en la otredad. Porque el amor, reconozcámoslo ya, se piensa más largamente que se vive. Y es, además, quien da a menudo sentido a la palabra yo, tan solitaria, tan desvaída.

Julieta Pellicer, amante de la poesía, nos trae un nuevo poemario tan desconcertante como su título; tan desconcertante como lo es la propia vida.

Entre versos de rima asonante, los poemas nos balancean entre el mundo de los deseos y la realidad. Julieta nos expone su punto de vista desde una perspectiva íntima. Nos metemos en su cabeza y en su corazón y lo único que podemos extraer como conclusión es la famosa cita "solo sé que no sé nada" de Platón. La vida puede ser dulce o agridulce, todas nuestras decisiones conllevan una lista interminable de pros y contras, y todo lo que deseamos está condicionado por nuestro mundo interior y exterior. Lo más curioso de todo es que esta idea principal la transmite mejor la forma del poema que las propias palabras: la mezcla de significados antagónicos, las palabras que están "donde no deberían estar", las antítesis y la mezcla de conceptos nos sumergen en una lectura caótica que hay que leer dos veces para comprender, hasta que nos damos cuenta de que esa leve "dificultad" está ideada a propósito; pues se identifica esta forma con lo que se pretende relatar: una realidad física y psicológica inestable, cambiante y en ocasiones ilógica en la que varias cosas contrarias pueden ser ciertas al mismo tiempo (todo muy aberroista). Sobretodo, me han gustado los poemas de desamor, pues me han parecido los más sencillos de entender, tal vez por la expeciencia 💔 Y aquellos versos que, cuando los leo, puedo imaginarme a la propia Julieta paseando meditabunda sumida en sus pensamientos. Todos hemos tenido momentos de realizar hondas reflexiones. De modo que son poemas intelectuales pero muy cercanos.

Reconozco que no es una lectura fácil, pero el esfuerzo merece la pena con creces.