domingo, 29 de enero de 2017

Reseña: 'El grito de los murciélagos'

Autor: Jesús Carnerero


Editorial: Autopublicado

Portada: Coral Pámpano

Prólogo: Miriam Beizana Vigo

Fecha de publicación: 240

Formato: Ebook

Resumen: La rutina de un joven que sobrevive a trompicones trabajando como camarero, y que sólo piensa en escribir y en vivir de lo que escribe —compaginando a duras penas vocación con obligación—, se verá trastocada con el regreso de un viejo amigo, Víctor, quien con su extraño comportamiento lo acabará empujando al borde del precipicio de la cordura, la que Víctor parece haber perdido en alguna parte del camino hacia la adultez, hasta llegar a un extremo patético, casi surreal, del que el protagonista únicamente podrá librarse deshaciéndose con contundencia de esa amistad y de su recuerdo.
Una historia sobre escritura y amistad, soledad y amor, sueños y vida, lucha y cansancio, letras y realidad.

Jesús Carnerero es un escritor de Badajoz, Técnico Superior en Producción Audiovisual, Radio y Espectáculos. Ha publicado cuatro novelas: Un lobo como yo, Algún pecado raro, La bruma y El grito de los murciélagos, siendo esta última su creación más reciente.

Según Amazon la novela está clasificada dentro del género de novela negra, íntima, urbana y con un toque de terror. Desde mi punto de vista la dejaría simplemente como ficción contemporánea sin incluirle más matices, y con un narrador en primera persona desde el punto de vista del protagonista.

Tengo un gran dilema moral con esta novela porque después de haberla leído aún sigo sin saber si me ha gustado o no. Esto es algo que no me suele pasar, incluso he llegado a releerla por si acaso, pero de verdad que no sé qué sentimientos tener hacia este libro. Por esta razón voy a hacer una lista de sus pros y contras y dejar que vosotros saquéis vuestras propias conclusiones.

En primer lugar os aclaro que esta es la historia de un escritor, y tal vez como además de lectora soy escritora esto me ha influido a la hora de dar mi punto de vista sobre el libro. Debo decir que me ha parecido positivo que se nombren algunos aspectos básicos de la vida del escritor como el bloqueo del escritor, el dolor de espalda, el miedo al fracaso, etc. Sin embargo, aunque a todos los escritores nos gustaría vivir de escribir y aunque todos tenemos malos ratos, debo decir que el protagonista me ha parecido un absoluto suicida emocional. No sé si es el alter ego del autor (si es así, que me perdone) pero el hombre me transmitía negatividad a cada página que leía. Casi me daban ganas de dejar de escribir para siempre y montar una copistería (xD). A un lector que jamás haya escrito tal vez esto le entretenga pero a mí me ha matado las alegrías en innumerables ocasiones. De todas formas me parece que el protagonista tiene una personalidad algo débil, no piensa en las consecuencias de sus actos, siempre se está dejando llevar por los demás (salvo cuando la situación es absolutamente insostenible) y está todo el rato con la cabeza gacha quejándose de su perra fortuna; y eso aún teniendo el apoyo de su novia Marina (para mí, el mejor personaje de la novela y el único que tiene dos dedos de frente) y de tener un jefe por el que muchos mataríamos que hasta le hace una reducción de jornada para que pueda escribir tranquilo [¡¿dónde se ha visto eso?! Yo quiero uno]. Resumiendo, el protagonista no me ha gustado, o mejor dicho, no he sabido empatizar con él (aunque tenemos la misma profesión, la misma pasión y hasta los mismos estudios, increíble).

Pero un personaje que me ha gustado aún menos ha sido el de Lola, una chica joven que dejó su vida y sus estudios por un tío [mala idea] que luego le destrozó el corazón, y después cae en otra trampa de amor que vuelve a salir mal y de la depresión hasta falta al trabajo. Ya sé que tener el corazón roto no es ningún chiste, pero esta chica se quedaba traumatizada, destrozada, moribunda y casi que en una cuneta. No se puede ser tan dependiente. Casi que el personaje con la personalidad mejor construida de la novela (y el más complejo) es Víctor, y eso que es el antagonista. En general el elenco de personajes y yo hemos resultado incompatibles.

Otra cosa mala y buena a la vez es que yo empecé el libro sin saber qué iba a encontrarme, y hasta que llevaba media novela leída os prometo que no sabía por dónde iban a ir los tiros. Es como si la introducción durase medio libro o más y el desarrollo y el desenlace lo que quedaba de novela.

PERO reconozco y aplaudo al autor que ha sabido sorprenderme. Para nada me imaginaba ese final y la sorpresa me parece que es el bonus principal de cualquier novela.

De modo que este libro tiene cosas MUY POSITIVAS y algunas negativas. Ni lo recomiendo ni lo descarto.