viernes, 3 de febrero de 2017

Reseña: 'El discípulo de Azrael'

Autor: Rubén Rubio


Año de edición: 2016

Número de páginas: 356

Editorial: Autopublicado

Resumen: Cuando un nacimiento tiene lugar, una página del sagrado libro de los nombres es escrita. En cambio, cuando se produce un óbito, la página cae y un ángel de la muerte es enviado a salvar al ánima. Léfiti es un recién llegado al coro de Azrael. Como sus iguales, su misión consiste en atraer y llevarse consigo las ánimas que, una vez se han liberado de sus mortales cuerpos, están listas para su ascenso al Cielo. El más mínimo fallo por su parte puede ocasionar que el alma vague eternamente por la Tierra o incluso algo mucho peor… Sabedor de que su misión es vital, el neófito ángel de la muerte intentará concentrar todos sus esfuerzos en salvar las ánimas que le son encomendadas. Sin embargo, él no es como el resto de ángeles de su coro. Léfiti es diferente y esa diferencia lo cambia todo.

Rubén Rubio debuta en el mundo de la novela de fantasía religiosa con El discípulo de Azrael, galardonada con el premio a la mejor novela Books Ladder 2016. La obra pertenece a una saga cuya continuación es El ángel vengador.

Adolf es un padre de familia que muere en un accidente de tráfico en el que estaba con su mujer y su hija. Una vez muerto es escogido para convertirse en el nuevo ángel de la muerte, pero a lo largo de la novela tratará de averiguar qué fue lo que sucedió con su familia.

Debo decir que es una novela que me ha sorprendido gratamente. Durante las primeras cien páginas el libro parecía que iba a ser algo tedioso (ya que era una introducción excesivamente larga) pero una vez que el lector está enterado del destino de Adolf-Léfiti y ya sabe cómo funcionan los entresijos del Cielo, la trama comienza a desarrollarse verdaderamente. Cuando el argumento empieza a cuajar el libro comienza a enganchar, y conforme avanzas en las páginas se vuelve imposible soltarlo. 

Nos encontramos frente a un libro que no es la típica lucha entre ángeles y demonios, sino que se trata de un tipo de obra más madura y reflexiva en la que nos adentramos en el mundo interior del personaje. Comprendemos sus miedos, su impotencia al no poder hacer frente a los designios de Dios, la búsqueda de mantener a sus seres queridos a salvo sin importar las consecuencias, el horror que le inspira una humanidad que sigue matando al prójimo por el color de su piel y otras atrocidades. Sin duda, Léfiti, pese a ser un ángel, es la viva imagen de "el humano más humano", una persona con sentimientos profundos y hondas reflexiones que comete errores y aciertos por igual. Me parece que es uno de los mejores protagonistas que he encontrado en una novela independiente.

En general es un libro bien escrito, que pese a ser de fantasía (que a veces es considerada como género juvenil) atrae como un imán al público adulto. A mí me ha dejado muy buen sabor de boca.

Solo podría encontrarle tres pegas. La primera sería que a veces las explicaciones se extienden un poco, creo que hay partes que podrían acortarse, pero tampoco le doy mayor importancia porque es cierto que explicar un nuevo mundo (el mundo de los Cielos) lleva tiempo. La segunda es que todos los personajes angelicales eran hombres y he echado en falta la presencia de las mujeres entre las siervas de Dios (no me gustan los dioses machistas). La tercera (y menos importante) es la portada. No me parece una buena portada aunque el contenido sea muy tentador, es el clásico caso de no juzgar un libro por su cubierta, aunque esta apreciación es totalmente subjetiva.

A mí me ha parecido un buen libro. Espero poder leer pronto la segunda parte y que haya una mayor presencia de los demonios.