miércoles, 8 de febrero de 2017

Reseña: 'La herencia maldita'

Autor: Larry Hutton


Editorial: Ediciones Forum

Serie: THANATOS terror

Número de páginas: 96

Año de edición:  1985

Resumen: [Este libro no tiene sinopsis]

La herencia maldita es una obra de la narrativa española del siglo XX. Larry Hutton es uno de los pseudónimos que utilizó el escritor español Eugenio Sotillos Torrent.

Señoras y señores, les presento una de esas novelas envueltas por un halo de misterio en todos los sentidos. Mi abuelo la compró hace un par de décadas por 75 pesetas (aunque ahora lo vendan a 12€) y en mi familia se lo han leído varias veces. 

Se trata de una obra inédita del autor con pseudónimo Larry Hutton del cual desconocía su existencia hasta toparme con este libro. Los personajes son ingleses y la acción comienza en Inglaterra, aunque haya un alto en Barcelona y otro en Grecia, así que no me imaginaba que el autor fuese en realidad Eugenio Sotillos. Ese es el primer misterio en cuanto al autor. El segundo misterio es que se trata de una obra sin sinopsis, así que no sabía qué esperar de ella cuando la abrí, de modo que aquí os dejo mi resumen.

La herencia maldita es una obra de misterio y de terror. La historia comienza cuando Sir Charles Edwards convoca a tres desconocidos (una camarera, un parado y un apostador) para comunicarles que han recibido una herencia millonaria por parte de un hombre que no conocían llamado Harry Hayton. La condición para recibir el dinero es que tienen que viajar a unas lejanas islas griegas y celebrar allí el funeral del lord. Pero hay otra cláusula en ese testamento... Y es que si cualquiera de los beneficiarios muere, su parte de la herencia pasará a los otros supervivientes.

Por si fuera poco, al ser una obra de terror, durante toda la obra se suceden apariciones espectrales y sucesos paranormales.

Personalmente, me gustó mucho esta novela. Eso sí, era increíblemente corta. En la descripción pone que tiene 92 páginas, pero es que además tiene una letra enorme y una ecuadernación tan pequeña que mide lo que mi mano. En consecuencia, me lo leí en una hora.

Reconozco que desde el principio ya sabía quién iba a ser "el malo" de la novela, pero no me molestó demasiado ya que lo más interesante eran las escenas de terror, y porque con una hora de lectura tampoco daba tiempo a quejarse mucho.

Si os hacéis con ella (por un precio aceptable) es una buena "tapita" literaria.